Blog

Factores que influyen en el valor de una vivienda

Tanto si has decidido comprar, como quieres vender tu vivienda, hay factores que influyen, en algunos casos mucho, en el valor de una vivienda y en lo que estamos dispuestos a pagar por ella.

1. La ANTIGÜEDAD es uno de ellos. En este caso es importante tener en cuenta la zona, ya que en Almería se ha construido mucho en los últimos años y el parque de viviendas es relativamente moderno. Por eso, en Almería puede darse el caso contrario, es decir, hay tan pocas viviendas antiguas y originales que pueden tener gran valor en el mercado por contar con elementos arquitectónicos muy cotizados. El mayor problema lo podemos tener en viviendas y edificios que sin ser muy antiguos, ya tienen sus años y sus debilidades. Una reforma para ponerlos tan al día como nos sea posible, puede ser decisiva, aunque también hay compradores que buscan ese ‘lienzo en blanco’ al que reformar a su gusto, todo depende del comprador que busquemos/encontremos.

2. La ORIENTACIÓN es una cuestión muy importante y cada vez más con un creciente interés por la eficiencia energética. Todos sabemos que no es lo mismo una vivienda que mira al Sur que otra que esté dirigida al Norte. Ni la luminosidad es la misma, ni el gasto energético en calefacción o aire acondicionado va a ser el mismo. En este caso hay poco que hacer, ya que el cliente suele saber lo que implica una orientación u otra y eso se suele reflejar en el precio, ya que ésta puede suponer una diferencia de alrededor de un 10 o 20%. Pero si tenemos una vivienda con mala orientación, sí podemos estudiar más y mejor tanto la iluminación como el sistema de climatización, para suplir en lo posible esos problemas y, en caso de querer venderla, que el comprador sepa que ese inconveniente en este caso concreto no será tan conflictivo como en otras candidatas.

3. La DECORACIÓN y MANTENIMIENTO son factores a los que se suele prestar poca atención pero que también influyen en la venta de una vivienda. Si queremos vender, no se trata de tener la casa decorada a nuestro gusto, se trata de que los futuros compradores se imagen viviendo en ella, que es muy diferente. Por mucho que nos gusten, debemos huir de colores y decoración demasiado estridente, optar por tonos y estilos más mayoritarios y neutros, ayudará mucho en la operación de venta. Aquí todavía no es muy habitual, pero en otros países anglosajones es común contratar los servicios de decoradores para preparar la casa para su venta e incluso existen empresas que alquilan muebles, cuadros y demás elementos para usarlos en las visitas.  En cuanto al mantenimiento, la percepción no es la misma para una vivienda que tiene múltiples problemas, que en una lista para entrar, evidentemente no se trata de hacer reformas espectaculares, pero sí debemos tratar de cuidar al máximo la imagen que se da y ocultar en lo posible esos ‘defectillos’ del paso de los años y un mal mantenimiento.

4. La UBICACIÓN es otra de esas cosas que poco podemos hacer para cambiar. Hay zonas muy cotizadas y otras en las que es difícil vender una vivienda, por múltiples razones. El estatus de sus habitantes, la percepción de la seguridad ciudadana, los colegios e institutos cercanos, las comunicaciones (y eso incluye la conexión con el transporte público que en Almería solemos pasar por alto, pero que convendría tener en cuenta si vamos a comprar de cara al futuro), los espacios libres de los alrededores, los supermercados y servicios que necesitaremos para vivir…. todo eso influye mucho también a la hora de comprar una vivienda y puede ser incluso decisivo si estamos dudando entre varias.

5. El MERCADO también va a influir y mucho en el valor de nuestra vivienda. Si hay una demanda de viviendas y el mercado se está moviendo, será más fácil vender y a mejor precio, por el contrario si hay un gran stock de viviendas que cuesta darle salida, la cosa se complica, y debemos ser conscientes de ello a la hora de fijar el precio y la estrategia, o a la hora de buscar una vivienda que comprar.

6. El PRECIO y el TIEMPO es la combinación de dos factores que debemos tener presentes porque también van a influir si queremos vender nuestra vivienda. Si aspiramos a venderla por un precio demasiado elevado, lo más probable es que tardemos en encontrar un comprador y cuando más tiempo pase con la vivienda a la venta, más difícil será venderla, porque los interesados se pueden llegar a preguntar si a esa casa le pasa algo o tiene algún problema para que no se venda. Lo ideal es ser conscientes de la situación del mercado y todos los factores anteriormente mencionados, para poner el precio adecuado, lo cual no quiere decir que tenga que ser demasiado bajo, porque también puede llevar a pensar que tiene un problema oculto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies