Blog

Errores a evitar cuando se decide vender una vivienda

Cuando tomamos la decisión de vender una vivienda hay varios detalles que debemos evitar, porque nos guste o no hay otras muchas viviendas a la venta que son competencia directa de la nuestra. En este post, comentamos algunos errores que conviene no cometer:

1. Poner un precio equivocado: en líneas generales los vendedores suelen valorar su vivienda por encima del precio del mercado y más ahora que parece que se está recuperando. Además, suele haber un componente emocional muy fuerte que lleva al vendedor a poner un precio más elevado del de mercado. Pero esto provoca un descenso de posibles interesados en la compra. Es aconsejable asesorarse bien por un experto inmobiliario que conozca el precio de la zona y sepa hacer  un exhaustivo estudio de mercado personalizado. No te fijes en lo que pagaste por la casa o en el dinero que necesitas para comprar otra. Los expertos recomiendan poner un precio justo, es decir, un precio de mercado. Para ello hay que fijarse bien en el precio del m² de la zona donde esté ubicada la vivienda, en los m² de la casa, en el número de dormitorios que tiene, en su valor de tasación y en el precio al que se han vendido las casas de alrededor. Los compradores de hoy en día tienen más información que nunca.

2. Ocultar el estado del inmueble: es importante que toda la información sea clara y abundante mediante fotos y explicaciones. Lo mejor es que el cliente no se sorprenda cuando vaya a ver el piso in situ. Comprueba que los grifos, tuberías, las persianas y mecanismos eléctricos funcionan correctamente. Una casa que transmita la necesidad de nuevas inversiones en reparaciones generará muchas más dudas que una en que todos los detalles estén cuidados. Lo aconsejable es mostrar la vivienda en el mejor estado posible y es necesario hacer reforma allí donde se necesite. En lugar de tratar de ocultar estas áreas problemáticas, asegúrese de abordarlas antes de poner tu casa en el mercado y ser honesto con los compradores si decides vender la casa tal como está.

3. Ocultar información del inmueble: En cuanto a la información es relevante sea fidedigna y el propietario debe estar al corriente del pago de impuestos, de la comunidad y el inmueble no tenga cargas a excepción de la hipoteca que se cancela el día de la escritura.

4. Anunciar la vivienda en un único canal: A veces solo se pone cartel, otras veces se publica en un portal de internet, por aquello de que el que no está en Internet no existe. Pero no es tan sencillo, hay muchos portales y no todos funcionan de la misma manera y es importante que el inmueble a la venta esté bien posicionado. Lo más recomendable es recurrir a una agencia inmobiliaria, ya los agentes inmobiliarios disponemos de información precisa sobre el mercado inmobiliario de la zona, realizamos fotografías profesionales y sobre todo nos encargamos de toda la gestión antes de la comercialización y la postventa, gestión de documentación, impuestos, etc.

5. Decoración muy personal: hay que tener en cuenta los beneficios de enseñar casas despersonalizadas y desvinculadas emocionalmente de sus dueños.  Cuanto más neutrales sean las decoraciones y los esquemas de color, más amplio será el alcance de venta y mejor te irá. Además, hay que eliminar aquellos elementos que reflejen la personalidad del propietario: fotos de la familia, decoración religiosa u objetos personales. Además, es importante eliminar muebles innecesarios, tener la casa recogida. Usar bombillas de máxima potencial para iluminar y dar amplitud al espacio ayuda en las visitas. Facilita que haya una temperatura agradable, sube las persianas para que se pueda disfrutar de la luz.

7. Orden y limpieza: además de aspectos básicos como el orden y la limpieza, es aconsejable revisar que la casa esté bien ventilada y tenga un buen olor. Esto es lo primero que se percibe al llegar a una casa y una mala impresión puede generar un rechazo inmediato. Es posible que se haya quedado el olor a cigarrillos o mascotas.  Los auténticos interesados en la compra de tu vivienda detectarán instantáneamente los olores extraños. Si fumas, o estás acostumbrado a fumar dentro de tu casa, debes saber que la nicotina residual aún puede estar presente en las cortinas, muebles, alfombras y en las paredes y otros objetos mucho después de haber apagado el último cigarrillo.

8. No ser flexible con las visitas: El mercado de la vivienda se mueve rápidamente, y entran y salen propiedades en todo momento. Si deseas vender tu casa lo antes posible, debes atender los horarios de los compradores potenciales. Si es posible, guarda unas horas de más para las visitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies