Blog

Amortizar hipoteca… ¿Interesa sí o no?

Amortizar hipoteca , o amortizar hipoteca no. He ahí una cuestión que cada año por estas fechas se preguntan los que están pagando un préstamo hipotecario.

Por regla general siempre merece la pena desde un punto de vista económico En términos generales, los expertos sostienen que pagar por adelantado siempre es una buena alternativa, ya que supone un ahorro de dinero vía intereses, aunque hay varios factores que se deben tener en cuenta para sacar más partido a esta decisión.

Desde el punto de vista financiero, es menos interesante amortizar si los tipos son prácticamente nulos como sucede ahora, dado que se trata de una situación atípica en la que el banco está prestando casi gratis. Así, conviene más aligerar la deuda cuando los tipos son más altos para quitar intereses. Por ejemplo, si se tiene un capital pendiente de 150.000 euros a 20 años con un tipo de interés del 0,5% y se amortizan 5.000 euros, el ahorro total de intereses es de 255 euros si se opta por la reducción de cuota y de 517 euros si lo que se reduce es el plazo. En caso de un tipo de interés mayor, del 3%, el ahorro llega a ser de 3.992 euros. La diferencia entre amortizar con un tipo del 3% o del 0,5% es un ahorro de casi 3.500 euros en intereses.

Desde el punto de vista de la desgravación por vivienda. Si la vivienda habitual se adquirió antes del 1 de enero de 2013, entonces se tiene derecho a la desgravación en el IRPF y, en términos fiscales, merece la pena hacer una aportación adicional a la hipoteca para sacar el máximo partido a la declaración de la renta. Consiste en una bonificación del 15% de las cantidades invertidas a lo largo del ejercicio fiscal, hasta un máximo de 9.040 euros. Es decir, que en el mejor de los casos Hacienda te devuelve 1.356 euros, o el doble si un matrimonio titular de la hipoteca presenta la declaración de forma individual en vez de conjunta.

Desde el punto de vista de la cuota mensual. Otra opción es destinar los ahorros disponibles para reducir la cuota que se paga cada mes, pero supondría mantener inalterada la vida del préstamo. Se trata de una alternativa interesante para pagar menos cuota todos los meses e ir más desahogado.

Desde el punto de vista de la vida de la hipoteca. Utilizar los ahorros para quitar años a la hipoteca y mantiene la cuota mensual es la alternativa ideal, si no supone problema pagar la misma mensualidad.

Un ejemplo:

Imaginemos que ese hipotecado ha reunido 8.000 euros y que va a destinarlos a amortizar. ¿Qué pasaría si elige reducir la cuota y el plazo? Si reduce la cuota y mantiene el plazo, pasaría de pagar unos 465 euros al mes a pagar unos 434 (es decir, se ahorra unos 31 euros al mes y unos 372 euros al año). Gracias a esta opción, durante la vida del préstamo pagará más de 23.300 euros en intereses, lo que supone un ahorro de unos 1.665 euros.

En cambio, si mantiene intacta la cuota mensual y opta por reducir el plazo, podría quitarse hasta 25 meses de hipoteca, lo que supondría pagar unos 21.300 euros de intereses total y un ahorro superior a los 3.600 euros. Así, ahorraría más del doble que con la opción de reducir la cuota.

Comisiones:

En las hipotecas variables, el banco cobra un 0,5% durante los primeros cinco años de vida del préstamo y un 0,25% a partir de ese momento. Si bien es cierto que conviene revisar la escritura de hipoteca para saber qué firmamos en su momento.

Ciertamente, con la nueva ley hipotecaria las comisiones se rebajarán una vez pasen tres mese a partir de su publicación en el BOE (cosa que no ha ocurrido).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies