Blog

7 errores que no debes cometer al vender tu vivienda

Es un hecho, el mercado inmobiliario se está recuperando, lo que está animando a muchos a poner su vivienda a la venta para poder comprar otra mejor ahora que los precios siguen bajos, o cambiarla por los motivos que sean. El caso es que a la hora de poner nuestra vivienda a la venta, es habitual cometer algunos errores y desde Casas de Almería te queremos dar algunas claves para ahorrarte problemas y facilitar esa venta:

1. La importancia del precio. A la hora de fijar el precio de nuestra vivienda tenemos que estudiar bien el mercado y asesorarnos con un profesional del sector. Sacar a la venta un inmueble con un precio demasiado elevado puede ahuyentar a los posibles interesados, por lo que es probable que tengamos que bajar el precio con el paso del tiempo, lo cual levantará sospechas de muchos compradores que lo descartaron en su día. Mejor poner el precio justo de mercado desde el principio y evitar cometer el error común de muchos vendedores que sobrevaloran su vivienda con poco realismo.

2. No te olvides de las fotos. Hay vendedores que ponen anuncios sin fotos o usan imágenes de mala calidad que no sólo no destacan las fortalezas de la vivienda ni maquillan los puntos débiles, sino que en ocasiones consiguen el efecto contrario. Es importante tener buenas imágenes, y esto se aplica también a la hora de contratar a una inmobiliaria, evita los agentes ‘chapuceros’ que prestan poca atención a este tipo de detalles.

3. Mejor reformar. Un piso reformado y con una presentación impecable, se vende mucho mejor que uno que presenta un mal estado y causa una mala sensación al visitarlo. Hay un porcentaje muy alto de clientes que no son capaces de ver las posibilidades de una vivienda que tiene que ser reformada o sencillamente no quieren meterse en obras. Si nuestra situación económica lo permite, es mejor invertir una cantidad de dinero en mejorar algunos aspectos de la vivienda, que luego recuperaremos, que poner a la venta un inmueble que asustará a muchos potenciales clientes. Y aunque en algunos casos la reforma tenga que ser profunda, recuerda que una mano de pintura y un poco de limpieza pueden obrar milagros.

4. Cuidado con la decoración demasiado personal. Cuando vendemos una vivienda es porque hemos logrado que el comprador se vea viviendo en ella. Al igual que ocurre con las reformas, tenemos que tener en cuenta que no todo el mundo tiene la capacidad de imaginarse las potencialidades de una vivienda, y utilizar una decoración demasiado personal puede llegar a ser un obstáculo, por muy orgullosos que estemos de su originalidad. No estamos diciendo que tengas que redecorarlo todo, pero trata de que el ambiente de la casa sea lo más neutro posible, para llegar a la gran mayoría de los compradores.

5. La información es clave. A la hora de poner a la venta nuestra casa la información es un aspecto clave para el éxito. Nunca debes ocultar información en un anuncio o dar información falsa, porque eso no sólo se descubrirá con la visita del cliente, sino que la sensación será mucho más negativa al descubrirlo in situ. Por otro lado, también tienes que saber resaltar los aspectos positivos y transmitirlos al posible comprador. Nuevamente un profesional será de gran ayuda para ello.

6. No querer negociar. Aunque en España estamos menos acostumbrados que en otros países, en un sector con gran competencia como el inmobiliario cada vez es más común que se hagan ofertas o que los compradores quieran negociar el precio de la vivienda. Rechazar por sistema todas las propuestas sólo transmite la sensación de que no se está preparado para la venta. Por ello, lo mejor es anticiparse a que eso ocurra y al fijar el precio, debemos también tener previsto un precio mínimo y un margen con el que poder negociar para evitar perder así compradores que negociarlo.

7. No contar con un profesional. Es evidente que la gran mayoría de estos errores no se cometerían contando con un buen profesional, que se dedica a la compra-venta de inmuebles y por tanto, conoce perfectamente las necesidades de los compradores y los vendedores, los trucos y los fallos más habituales. Pero cuidado, no todos los profesionales son iguales, analiza bien a quién confías una de las operaciones más importantes en la vida de una persona como es la venta o compra de una casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies